El impacto de las giberelinas en el cultivo de cítricos 


floración en cultivo de cítricos

En el apasionante mundo de la agricultura, constantemente se están descubriendo y desarrollando herramientas para mejorar la calidad y el rendimiento de los cultivos. Una de estas herramientas es el uso de giberelinas, un grupo de hormonas vegetales con un impacto significativo en el crecimiento y desarrollo de las plantas. En esta ocasión, exploraremos en detalle qué son las giberelinas, su importancia en la agricultura y cómo juegan un papel crucial en el cultivo de cítricos. 

Historia de las Giberelinas 

Las giberelinas fueron descubiertas en Japón en 1926 cuando los cultivos de arroz enfrentaban problemas debido al crecimiento excesivo y frágil de las plantas. El científico Eiichi Kurosawa identificó el hongo Giberella fujikuroi como la causa, lo que llevó al término “giberelina”. En 1935 se aisló el compuesto responsable, la giberelina. 

¿Qué son las Giberelinas? 

Las giberelinas, son hormonas vegetales responsables de regular diversos aspectos del crecimiento de las plantas, como la elongación celular, la germinación de semillas, la floración, el desarrollo de frutos entre otros. Estas sustancias químicas naturales son producidas por las plantas en diferentes partes, como brotes jóvenes, semillas y raíces. Su estructura química varía entre diferentes tipos de giberelinas, y cada una tiene funciones específicas en el desarrollo de las plantas. 

floración en cultivo de cítricos

Uso de Giberelinas en Agricultura 

En la agricultura, las giberelinas se han convertido en una herramienta valiosa para los agricultores y los horticultores. Una de las aplicaciones más destacadas en la mejora del crecimiento y la producción de cultivos. Al aplicar giberelinas de manera controlada, es posible estimular el alargamiento de los tallos y aumentar el tamaño de los frutos, lo que resulta en cosechas más abundantes y de mayor calidad. Cabe destacar que existen varios tipos de giberelinas, cada una con funciones específicas en el desarrollo de las plantas. El ácido giberélico (GA3) es ampliamente estudiado y empleado en agricultura para impulsar el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Ácido Giberélico (GA3)en el Cultivo de Cítricos 

En el caso específico del cultivo de cítricos, la aplicación de ácido giberélico (GA3) puede influir de forma positiva en varios aspectos del desarrollo y producción de los cultivos. 

Estimulación de la Brotación: Una de las aplicaciones clave del ácido giberélico (GA3) en el cultivo de cítricos es su capacidad para estimular la brotación. Se recomienda aplicarlo desde el hinchado de las yemas, que permitirá una regulación precisa del proceso de brotación. 

Inhibición de la Floración: En ciertas situaciones, controlar la floración puede ser beneficioso en el cultivo de cítricos. El GA3 inhibe la floración, evitando exceso de flores y logrando frutos más grandes y de mejor calidad. 

Inducción del Cuajado: Garantizar un buen cuajado de los frutos es uno de los aspectos más críticos en el cultivo de cítricos, como la naranja o la mandarina. El ácido giberélico (GA3) puede aplicarse desde comienzo de floración y así poder mejorar el cuajado y conseguir un mayor tamaño de frutos. 

Mejora de la Consistencia de la Piel: La calidad post cosecha es un factor importantísimo, especialmente en la comercialización de los cultivos de cítricos. El ácido giberélico (GA3) puede contribuir a generar una piel más consistente y uniforme en los frutos, lo que resulta en un aumento de calidad y un mayor valor en el mercado. 

Retraso de la maduración y reducción de la caída del fruto para extender la temporada de cosecha y mejorar la calidad de los cítricos. El ácido giberélico (GA3) retrasa la maduración de mandarinas y clementinas antes del cambio de color, posibilitando una cosecha escalonada. 

En definitiva, las giberelinas y en concreto el ácido giberélico (GA3) representan una herramienta indispensable para la agricultura moderna en el cultivo de cítricos. Mejora la calidad y cantidad de cosechas, beneficiando a agricultores y consumidores al regular el crecimiento de frutas y plantas.