Diarrea: Cómo manejarla eficazmente


Prevenir y tratar la diarrea es importante para nuestro bienestar digestiva

La diarrea es un trastorno gastrointestinal que puede ser causado por una variedad de factores, es una enfermedad común y afecta a personas de todas las edades en todo el mundo. Es importante informarte sobre esta enfermedad, en este contenido, te ofrecemos consejos prácticos para manejarla adecuadamente en caso de presentarla:

Definición y tipos de diarrea

La OMS define la diarrea como la deposición de tres o más veces al día (o con una frecuencia mayor que la normal para la persona), de heces sueltas o líquidas. Una clasificación normalmente utilizada es basada en su duración, existiendo los siguientes tipos:

  • Diarrea aguda: De inicio repentino y dura menos de dos semanas. Comúnmente es causada por infecciones virales, bacterianas o parasitarias. Sus síntomas pueden ser dolor abdominal, calambres y fiebre.
  • Diarrea del viajero: Ocurre en personas que viajan a lugares con condiciones higiénicas menores. A menudo mejora en pocos días sin tratamiento, comúnmente es causada por consumir alimentos o agua contaminados con bacterias, virus o parásitos.
  • Diarrea persistente: Dura entre dos y cuatro semanas. Puede ser causada por infecciones persistentes, intolerancias alimentarias o transtornos intestinales crónicos.
  • Diarrea crónica: Persiste durante más de cuatro semanas. Requiere una evaluación exhaustiva y un tratamiento personalizado para abordar la causa subyacente.

Causas de la diarrea

La diarrea puede tener múltiples causas, principalmente esta suele presentarse por ser infecciosas de origen bacteriano, viral o parasitarias adquiridas por intoxicaciones alimentarias. También pueden ser debido a intolerancias alimentarias o por medicamentos que pueden alterar el equilibrio de las bacterias intestinales y provocar diarrea.

Síntomas de la diarrea

La diarrea se manifiesta con distintos síntomas, que incluyen evacuaciones intestinales frecuentes y líquidas, urgencia para defecar, dolor abdominal y calambres estomacales. Además, puede estar acompañada de malestar general, fiebre, náuseas y vómitos.

Estos síntomas pueden afectar las actividades diarias y llevar a la deshidratación si no se tratan adecuadamente. Es muy importante buscar atención médica si los síntomas persisten o si se observan signos de deshidratación.

Nuestras recomendaciones para ayudarte en tus procesos diarreicos

Adoptar medidas de cuidado adecuadas y buscar tratamiento cuando sea necesario puede ayudar a reducir la incidencia y la gravedad de la diarrea, mejorando así la calidad de vida de quienes la padecen. ¡Aquí nuestros consejos!

  • Mantente hidratadx: La pérdida de líquidos debido a la diarrea puede llevar a la deshidratación, por lo que es fundamental mantenerse hidratado. Bebe mucha agua, caldos claros o soluciones de rehidratación oral para reponer los líquidos perdidos.
  • Evita ciertos alimentos: Es recomendable seguir una dieta blanda y evitar ciertos alimentos que puedan empeorar los síntomas, como:
    • Alimentos grasos y fritos
    • Alimentos picantes
    • Productos lácteos
    • Alimentos fibrosos o con alto contenido de fibra
    • Bebidas alcohólicas y con cafeína
  • Manten una dieta blanda: Facilitar la digestión y evitar irritar aún más el tracto gastrointestinal es clave, considera consumir alimentos suaves y fáciles de digerir, como:
    • Arroz blanco
    • Plátanos maduros
    • Compotas de manzana
    • Pan tostado
    • Pollo hervido o a la plancha
  • Descansa y Recupérate: El descanso adecuado es esencial para permitir que tu cuerpo se recupere. Tómate un tiempo para descansar y permitir que tu sistema digestivo se estabilice.
  • Acude a tu farmacia: Acude a tu farmacia y consulta con lxs profesionales por soluciones que puedan ayudarte, existen medicamentos antidiarreicos que pueden ser útiles para reducir la frecuencia de las evacuaciones intestinales y aliviar los síntomas.
  • Acude a tu medico si es necesario: Si experimentas síntomas graves o persistentes, como deshidratación, fiebre alta o sangre en las heces, busca atención médica de inmediato. Lxs profesional de la salud pueden ofrecerte el tratamiento adecuado y ayudarte a recuperarte más rápido.

Fuentes

Organización mundial de la salud (OMS).

Federación Espaola del Aparato Digestivo (FEAD).

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).