ARMIGERA PRO CAPS


TIPO DE PRODUCTO: Dispensador de feromonas

USO: Monitoreo

SUSTANCIA ACTIVA: Z-11-Hexadecenal

Feromona microencapsulada patentada para la captura de heliotis (Helicoverpa armigera).

ARMIGERA Pro Caps® es una feromona microencapsulada patentada para la captura de heliotis (Helicoverpa armigera). Las larvas de la heliotis son altamente polífagas, ya que se alimentan de diversos cultivos como algodón, girasoles, judías, maíz, soja, sorgo, tabaco, tomate y varios cultivos frutales. Entre los cultivos protegidos, el tomate es particularmente vulnerable, experimentando daños más severos.

ARMIGERA Pro Caps® destaca no solo por su efectividad, sino también por su compromiso con el medio ambiente, al ser completamente biodegradable. Su almacenamiento sencillo a temperatura ambiente simplifica la manipulación en diversas condiciones, ofreciendo comodidad y flexibilidad en su aplicación. Además, su prolongada vida útil de 2,5 años garantiza una disponibilidad duradera, consolidando este producto como una solución segura y sostenible. El producto es eficiente, selectivo e inofensivo para la fauna, flora, operadores y personas residentes. Libre de residuos,  insumos o mecanismos de resistencia, es un producto apto para su uso en la agricultura ecológica.

 

GUÍA DE USUARIO

ARMIGERA Pro Caps® en jeringa + trampa Smart Trap. Configuración de la trampa: coloca el portador (jaula) de feromonas en la parte superior de la trampa. Coloca una gota del producto en la parte inferior. Ajusta la parte superior de la trampa en su lugar. Vacía el contenido restante de la jeringa en el portador de feromonas. Las polillas son atraídas por la feromona sexual, entran en la trampa y quedan atrapadas.

MONITOREO DE PLAGAS: DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

› PERIODO DE DETECCIÓN: desde mayo hasta octubre y durante todo el año en áreas tropicales. Depende de la ubicación (ajuste y renueve el dispensador de feromonas de acuerdo con el tiempo de difusión  recomendado).
› UBICACIÓN DE LA TRAMPA: colgar a 30 cm por encima del cultivo.
› DENSIDAD RECOMENDADA: de 1 a 3 trampas por hectárea.